EL CEAACES CAMBIA SU DENOMINACIÓN POR CACES

AMIR ECUADOR OBTIENE CERTIFICACIÓN DE OPERADOR DE CAPACITACIÓN
8 septiembre, 2018
Definen el nuevo modelo de evaluación de las universidades
30 noviembre, 2018

El Registro Oficial Suplemento No. 297 la Ley Orgánica Reformatoria a la Ley Orgánica de Educación Superior. Dentro de las reformas se establece que el nombre del Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad -CEAACES- cambiará por el Consejo de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior -CACES-, este tendrá a su cargo la regulación, planificación y coordinación del sistema de aseguramiento de la calidad de la educación superior y tendrá facultad regulatoria y de gestión.

Hay temas que se incorporan en esta reforma como el Sistema Interinstitucional de Aseguramiento de la Calidad cuyo objetivo es garantizar el efectivo cumplimiento del principio de calidad que se sustentará, principalmente, en la autoevaluación permanente que las IES realicen sobre el cumplimiento de sus propósitos, orientados a la construcción de la cultura de la calidad institucional.

Dentro de las funciones de este Consejo se mantienen la evaluación externa, la acreditación y, adicionalmente, se determina que el CACES apoyará el aseguramiento interno de la calidad de las IES. “Las instituciones de educación superior, tanto públicos como particulares, sus carreras y programas, deberán someterse en forma obligatoria a la evaluación externa y a la acreditación”, dispone la Ley.

Por otra parte, se elimina la categorización académica, además se agrega la cualificación que será el resultado de la evaluación sin fines de acreditación efectuada por el CACES, a las instituciones de educación superior, carreras y programas, en referencia al cumplimiento de su misión, visión, fines y objetivos.

Con respecto a la Habilitación Profesional, se mantiene la aplicación del Examen de Habilitación para el Ejercicio Profesional en aquellas carreras que pudieran comprometer el interés público, poniendo en riesgo esencialmente la vida, la salud y la seguridad de la ciudadanía. En adición, se incorpora que, para el caso de las carreras del campo de la salud, este examen será requisito previo para el ejercicio del año de práctica determinado en la normativa sanitaria correspondiente.

La nueva Ley propone la participación de todos los actores que involucran al Sistema de Educación Superior basadas en la pertinencia, la inclusión, la democratización del acceso y la equidad, la diversidad, la autonomía responsable, la integralidad, la democracia, la producción de conocimiento, el diálogo de saberes y valores ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *